Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Cerrar
Avanzada Mapa web
Secciones Buscar Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario

Toxiconet

Errores más frecuentes en terapéutica toxicológica

Tabla 6.1. Errores más frecuentes en terapéutica toxicológica
LG: lavado gástrico; DD: descontaminación del tubo digestivo; CA: carbón activado; SNG: sonda nasogástrica.
Relacionados con Tipo de error
Reanimación Olvidar las medidas de apoyo a funciones vitales (respiratorias y cardiocirculatorias) y de soporte metabólico (medio interno) en un intoxicado grave (coma, convulsiones, insuficiencia respiratoria, hipotensión, shock, etc.) priorizando el uso de un antídoto o un método de depuración
Intoxicado en coma profundo
  • No proteger la vía aérea
  • No administrar antídotos reanimadores si el coma es de origen desconocido
Intoxicado con depresión de conciencia
  • Inducir el vómito cuando el paciente no tiene los adecuados reflejos de defensa de la vía aérea (cierre de glotis, epiglotis y reflejo tusígeno presente)
  • Indicar un LG sin protección de la vía aérea
Descontaminación del tubo digestivo (DD)
  • No valorar el intervalo asistencial ni la dosis ingerida antes de realizar el LG
  • Aplicación de la DD en intoxicados leves
  • Retrasar el inicio de la DD en los casos en que está claramente indicada.
  • Practicar el LG con el intoxicado en una posición inadecuada
  • Practicar el LG con una sonda nasogástrica convencional (4 mm de luz)
  • No valorar el beneficio del CA
  • Retirar la sonda gástrica sin ocluir previamente, lo que incrementa el riesgo de bronco-aspiración
  • Intentar neutralizar con álcalis la ingesta de un ácido o viceversa
Descontaminación ocular y cutánea
  • Retrasar el lavado ocular, priorizando la consulta con el oftalmólogo
  • Retrasar el lavado cutáneo preceptivo tras la exposición a cáusticos irritantes o sustancias liposolubles (insecticidas, disolventes)
Indicación genérica de antídotos
  • Empleo excesivo en intoxicaciones leves o sin indicación
  • Empleo tardío
  • Indicación no adecuada (el antídoto no neutraliza el tóxico)
  • Indicación en presencia de contraindicaciones para su uso
Soporte metabólico En presencia de una acidosis metabólica olvidar los criterios que permiten sospechar un origen tóxico
Intoxicaciones por tóxicos que producen lesiones orgánicas o comprometen la respiración celular Retrasar el uso precoz del antídoto adecuado puede hacer variar de forma muy desfavorable el pronóstico:
  • Glucosa en las hipoglucemias
  • N-acetilcisteina en la intoxicación por paracetamol
  • Oxigenoterapia normobárica en la intoxicación por monóxido de carbono
  • Hidroxicobalamina en el síndrome por inhalación de humo de incendios
  • Etanol o fomepizol en las intoxicaciones por metanol o etilenglicol
  • Azul de metileno en las metahemoglobinemias tóxicas
Tóxicos con periodo asintomático (ver tabla 7.1) Olvidar la situación potencial de riesgo vital a pesar de la ausencia de manifestaciones clínicas y constantes normales durante las primeras horas.
Depuración renal
  • Olvidar las contraindicaciones absolutas de cualquiera de las técnicas que se emplean: soporte a la diuresis (SD), alcalinización urinaria (AU) y diuresis forzada alcalina (DFA)
  • Con la técnica SD, olvidar restablecer volemia adecuada antes de iniciarla
  • Con las técnicas AU y DFA, olvidar mantener el pH urinario > 7,5 y/o suspender la alcalinización si aparece alcalosis metabólica grave
  • Realizar diuresis forzada ácida en la intoxicación por anfetaminas y derivados
Depuración renal y extrarrenal Practicar cualquiera de las técnicas sin que esté justificado por la concentración del tóxico en plasma o sangre y los criterios clínicos