Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Cerrar
Avanzada Mapa web
Secciones Buscar Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario

Tratamiento general de las intoxicaciones agudas

Se basa en cuatro principios básicos, cada uno con un objetivo concreto y en los que la precocidad de instauración es un elemento fundamental.

  1. Apoyo a funciones vitales (SVB y SVA), soporte metabólico y tratamiento sintomático. Objetivo: revertir la situación crítica del paciente. Cuanto antes se consiga la estabilización respiratoria, hemodinámica, del equilibrio ácido-base, de la temperatura, el cese de las convulsiones y restantes alteraciones que implican un riesgo vital, mejor será el pronóstico.
  2. Medidas de rescate de los tóxicos para cesar o disminuir su absorción.. Objetivo: cesar o disminuir la absorción del tóxico
  3. Utilización de antídotos. Objetivo: antagonismo fisiológico/neutralización de la acción del tóxico
  4. Medidas para aumentar la eliminación del tóxico. Objetivo: aumentar la eliminación del tóxico mediante diuresis (soporte a la diuresis, alcalinización urinaria y diuresis forzada alcalina) o técnicas de depuración artificial.

Además de estas medidas básicas, resulta fundamental la coordinación entre los diferentes sistemas asistenciales para iniciar y mantener el tratamiento de un paciente intoxicado hasta su llegada al hospital. Aquí tiene un papel fundamental el Servicio de Emergencias extrahospitalario, que es quien puede centralizar y coordinar la atención, además de realizar el transporte sanitario en las mejores condiciones posibles al centro sanitario más adecuado. Algunas situaciones como la parada cardiorrespiratoria, el coma (escala de Glasgow < 9), crisis convulsivas, agitación psicomotriz severa, insuficiencia respiratoria aguda grave, shock, arritmias cardiacas graves, emergencia hipertensiva, etc, representan una alarma inmediata en intoxicaciones agudas que debe ser comunicada con antelación al centro que recibirá al paciente.